Social

Social

Social

Pensión

Mensualmente

Mensualmente

Mensualmente

Mensualmente

Y

Liras

Euros

Liras

Euros

Liras

Euros

Liras

Euros

1

357

1

482

2

-

-

62

32

1

376

1

501

2

48

24

66

34

1

390

2

515

2

49

25

68

35

1

397

2

522

2

50

26

69

36

1

504

2

629

3

61

31

71

36

2

530

2

655

3

64

33

72

37

145.En junio de 1998 un decreto legislativo estipulaba la introducción experimental del Reditto minimo di inserimento (ingreso mínimo de inserción), cuyo nombre recuerda claramente a la figura francesa Revenue minimum d’insertion, vigente desde 1998. A tenor del decreto que lo estableció (Decreto Legislativo Nº 237/98), el Reddito minimo di inserimento (Rmi) tiene por objeto garantizar una red de seguridad no basada en categorías para combatir la pobreza y la exclusión social, mediante el apoyo económico y social a las personas expuestas al riesgo de la marginación social y que no pueden mantenerse ni mantener a sus hijos por motivos psicológicos, físicos o sociales. Este régimen tiene dos componentes: el pago de una cantidad efectiva y un programa de inserción. El objetivo de esta figura consiste en lograr la inserción social y la independencia económica de los individuos y familias beneficiarios mediante programas personalizados y el pago de prestaciones que constituyen el ingreso mínimo.

146.El ingreso mínimo de inserción es una medida destinada directamente a reducir la pobreza y la exclusión social y se compone de una prestación económica y de un elemento de "activación": el derecho de un beneficiario potencial a percibir la prestación económica está sujeto a la condición de su participación en programas de inserción concebidos sobre la base de su situación específica de necesidad o exclusión. Las familias unipersonales reciben un ingreso mínimo de inserción que equivale a la diferencia entre el umbral establecido (268 euros en 2000) y la renta mensual disponible del beneficiario, mientras que las familias de dos o más personas perciben una prestación que se calcula con referencia a la escala de equivalencias del ISE (indicador de la situación económica). Los programas de reinserción son programas personalizados y están destinados a recuperar y promover las capacidades personales y a reconstruir las relaciones sociales; además deben participar todos los miembros de la familia. El ingreso mínimo de inserción se introdujo a título experimental en 39 municipios seleccionados en función de indicadores socioeconómicos por un período de dos años, desde el final de 1998 hasta el 31 de diciembre de 2000. Entre 1998 y 2000, participaron en la experiencia del ingreso mínimo de inserción, más de 34.000 familias, y el gasto en concepto de prestaciones ascendió a 220 millones de euros aproximadamente. De los 39 municipios escogidos, 5 eran del norte, 10 del centro y 24 del sur del país.

147.El decreto legislativo preveía la evaluación de la experiencia; así, por primera vez en Italia, se evaluó una medida de protección social. En 2001 una asociación de centros de investigación independientes elaboró un informe de evaluación de la experiencia de los dos primeros años del ingreso mínimo de inserción. Posteriormente, en la Ley Nº 328/2000 se estableció que, a mediados de 2001, el Gobierno debía informar al Parlamento sobre esta experiencia y su evaluación, con objeto de adoptar el ingreso mínimo de inserción como sistema estable con vocación de integrar otras soluciones como, por ejemplo, las pensiones sociales. No obstante, incluso antes de que concluyera el plazo a mediados de 2001, y cuando todavía proseguía la experiencia, la Ley de presupuestos de 2001 (aprobada en diciembre de 2000) dispuso que la experiencia del ingreso mínimo de inserción se prorrogara dos años más, hasta el 31 de diciembre de 2002 y se estableció una consignación total de 402.840.000 euros para esos dos años, de los que 220 millones de euros correspondían sólo a 2002). Con esta ley, ha aumentado el número de municipios participantes y se ha incluido en esta prueba a todos los municipios que, el 30 de junio de 2000, formaban parte de los pactos territoriales que incluían uno de los 39 municipios participantes en la primera fase de la experiencia. La justificación de la participación de los municipios vinculados mediante un pacto territorial a un municipio en que se aplica el ingreso mínimo de inserción está relacionada con la hipótesis de que los programas de inserción son más eficaces cuando existen redes de relaciones territoriales entre las oficinas encargadas de administrar el programa, otras instituciones públicas locales, los interlocutores sociales y las organizaciones sin fines de lucro. La ampliación de la experiencia del ingreso mínimo de inserción afectará a más de 260 municipios, principalmente de Italia meridional, y se alcanzará la participación total de 306 municipios. Esta ampliación también se evaluará al final del período de dos años; un resultado interesante de esta evaluación podría ser la aportación de pruebas que demuestren la hipótesis expuesta anteriormente.

La estrategia de Italia contra la pobreza y la exclusión social

148.Durante la reforma del sector de asistencia social en Italia también se ha intentado elaborar una estrategia general contra la pobreza y la exclusión social en el marco de la Ley Nº 328/2000. A raíz de la aprobación de esta ley, en abril de 2001 se aprobó un plan maestro general (plan social) para el período de 2001 a 2003. La estrategia diseñada en la ley marco y el plan social se fundió posteriormente con la parte italiana del proceso de inserción social, la nueva estrategia de la UE contra la pobreza y la exclusión social; esta dinámica dio como primer resultado el Plan Nacional de Integración Social (Nap/incl) que Italia presentó en julio de 2001

149.La estrategia italiana de integración se basa en el establecimiento de un sistema integrado de intervenciones y servicios sociales, en consonancia con los principios generales en que se inspira la ley marco: acceso universal, integración de políticas, colaboración, creación de redes, vigilancia y evaluación. En el contexto italiano de las políticas contra la pobreza, el principio de acceso universal es pionero. En virtud de este principio, se da prioridad a lo individuos y a las personas económicamente necesitadas y con discapacidades físicas y psíquicas. Tradicionalmente, esas políticas se han basado en categorías y han sido muy injustas, ya que las personas más necesitadas quedaban desprotegidas con facilidad.

150.Tras la aprobación de la ley marco, el sistema italiano de planificación de políticas puede describirse como un sistema de múltiples niveles, múltiples agentes y múltiples sectores. Se dice que esta planificación abarca múltiples niveles en el sentido de que se basa en un reparto de tareas bastante detallado entre el Gobierno central, las regiones y los municipios (o varios municipios agrupados en "zonas"). Se afirma que en esta planificación participan múltiples agentes porque los interlocutores sociales y las ONG colaboran en la fijación de las prioridades y en la aplicación de las medidas en la realidad. Se dice, por último, que la planificación social en Italia engloba múltiples sectores debido a la presencia simultánea de varios planes de acción en varios niveles; los planes principales son el Plan Social (presentado cada tres años), el Plan Nacional de Acción sobre el Empleo, el Plan de Enseñanza (2000-2006) y el Plan de Atención Médica (presentado cada tres años), además de otros planes más delimitados (sobre la discapacidad, el niño y el adolescente, la drogodependencia, las personas de edad). Todos estos planes contienen medidas que abordan la exclusión social. En este sentido cabe destacar el Plan Social para el período de 2001 a 2003, aprobado en abril de 2001. Se indican cinco prioridades en las políticas: el apoyo a las responsabilidades familiares, la promoción los derechos del niño, la lucha contra la pobreza, el apoyo a las personas dependientes (especialmente las personas con discapacidad grave) mediante servicios de asistencia a domicilio y la promoción de la integración de grupos concretos con dificultades (inmigrantes, drogodependientes, adolescentes). Todas estas características del nuevo sistema de planificación de políticas se ponen de relieve en el Plan Nacional de Integración Social. Como ha dicho la Comisión, el Plan Nacional de Integración Social de Italia contiene "elementos de una estrategia nacional que se está mejorando para que refleje las nuevas realidades o sea más coherente".

F. Artículo 10 ( Protección y asistencia a la familia)

151.En los últimos años se han puesto en práctica tres nuevos mecanismos: protección a las familias en forma de ayuda a los padres y licencia parental, un fondo nacional de ayuda a las familias que habitan viviendas de alquiler, ayudas a las familias con tres hijos o más, un premio de maternidad y un ingreso mínimo de inserción.

152.Las ayudas a las familias con tres hijos o más tienen por objeto mitigar la pobreza en las familias numerosas, que son precisamente las que tienen un alto riesgo de padecer pobreza, como indican los datos ya examinados. Esta medida fue implantada en 1999 para las familias italianas con tres hijos o más (menores de 18 años). En 2002, la ayuda económica mensual para una familia de cinco personas se eleva a 13 mensualidades de 110 euros, con posibilidad de renovación. El método utilizado para determinar la situación financiera de una familia potencialmente beneficiaria, es el Indicador de la situación económica (ISE), establecido en 1998. En 2002, el nivel mínimo fijado por el ISE era de 19.904 €. En 2000, percibieron esta ayuda 377.000 familias (el 1,7% de las familias italianas). Los beneficiarios se concentran principalmente en las regiones meridionales (aproximadamente el 80% se halla en seis regiones: Campania, Sicilia, Apalia, Calabria, Basilicata y Cerdeña). Como se indica en la sección correspondiente a las tendencias de la pobreza, gracias a esta ayuda la tasa de pobreza de las familias numerosas del sur se redujo en tres puntos porcentuales entre 1999 y 2000.

153.La prima de maternidad fue implantada por la misma ley que las prestaciones para las familias numerosas, y la pueden solicitar las madres que no tienen derecho al subsidio de maternidad de la seguridad social. Para percibir esta ayuda, se requiere la nacionalidad italiana o de un país de la Unión Europea o un permiso de residencia. El derecho se adquiere no sólo con el nacimiento de un hijo, sino también con la custodia previa a la adopción y la adopción propiamente dicha. Pagadera por cinco meses, la prestación mensual se elevaba en 2002 a 265€. El pago de esta prima está supeditado a la presentación de un certificado de los medios económicos: el nivel mínimo fijado por el ISE para una familia compuesta por el padre, la madre y un hijo es de 27.645€. En 2000, 177.000 madres solicitaron esta prima.

154.En la sección siguiente se describen los elementos principales de las disposiciones legislativas más importantes.

Responsabilidades familiares

Decreto legislativo Nº 151/2001 - texto unificado que contiene disposiciones sobre la maternidad y la paternidad.

155. A fin de fomentar la participación del padre y la madre en las responsabilidades familiares, especialmente las relacionadas con el cuidado de los hijos, se han establecido o regulado más detenidamente los siguientes mecanismos de asistencia y apoyo:

-Licencia por maternidad/paternidad, licencia para ambos padres hasta que el hijo cumpla 8 años, licencia por enfermedad de un hijo, períodos de descanso y permiso por motivos familiares (computado por horas);

-Prohibición de turnos de noche durante el embarazo y hasta que el hijo cumpla un año de edad; posibilidad de exención del trabajo nocturno en determinadas circunstancias familiares, por ejemplo, hijos menores de 3 años o asistencia a familiares discapacitados a cargo.

156.Se ha hecho especial hincapié en la ayuda a las familias con familiares discapacitados a cargo. La ayuda adopta la forma de regímenes de trabajo especiales, como licencia para el cuidado de niños menores de 3 años, licencia por días y horas y, de ser posible, traslado a un lugar de trabajo más próximo al hogar durante toda la vida laboral de los padres o del familiar que proporciona la asistencia.

Formas de ayuda económica

157.Deben citarse las siguientes:

-Subsidios para familias numerosas (Ley Nº 448/1998, art. 65, enmendado). Tienen derecho a estos subsidios las familias italianas (y de residentes de la U.E.) con tres hijos menores o más, con ingresos familiares inferiores a 38.540.204,352 liras o 19.904,35 €. El subsidio se abona en 13 mensualidades y se eleva a 214.112,041 liras o 110,58 €;

-Subsidio de maternidad (Ley Nº 448/1998, art. 66) que se eleva a 513.500 liras o 265,20 €, y es pagadero durante cinco meses, por un total de 2.567.500 liras (1.326€) a las mujeres italianas, ciudadanas de la U.E. o titulares de permiso de residencia, sin trabajo y con ingresos por unidad familiar no superiores a 53.528.061,60 liras (27.644,94 €). El subsidio se duplica en el caso de mellizos;

-Subsidio de maternidad que concede y abona el Instituto Nacional de Previsión Social (Ley Nº 448/1998, art.49.8): subsidio de 3 millones de liras (1.549,70 €) por el nacimiento de un hijo, custodia previa a la adopción y adopción a partir del 2 de julio de 2000 pagadero a ciudadanas italianas o de la U.E. o con permiso de residencia, que hayan trabajado con anterioridad. En el caso de mellizos, el subsidio se duplica;

-Subsidio mínimo de inserción (Decreto legislativo Nº 237/1998): los beneficiarios deben carecer de ingresos o percibir un ingreso per cápita no superior a 500.000 liras (258,230 €). La cuantía de esta prestación equivale a la diferencia entre el nivel mínimo de 500.000 liras, revisado anualmente, y el ingreso mensual del beneficiario. Los programas de integración social exigen que los menores cumplan con la enseñanza obligatoria, y reciban una formación posterior.

Promoción de los derechos y oportunidades del niño

158.La Ley Nº 285/1997 se ocupa de este aspecto que prevé la financiación de proyectos de ayuda a las familias en dificultades, así como de proyectos de lucha contra la pobreza y la violencia doméstica y el fomento de la integración social y educativa de los menores.

Plan Nacional de Acción y Servicios Sociales, 2001-2003

159.Este Plan se basa en el Decreto presidencial del 3 de mayo de 2001 que aplica la Ley Nº 328/2000 (Ley marco de asistencia social). El sistema integrado de acción y servicios sociales prevé una serie de actuaciones en favor de las personas y familias, diversificadas y flexibles sobre la base de planes personalizados; los objetivos prioritarios comprenden el fortalecimiento y apoyo a las responsabilidades familiares y la ayuda a los menores.

Aspectos innovadores

160.Estos aspectos son los siguientes:

a)Fortalecimiento del principio de subsidiariedad vertical y horizontal, mediante la participación directa del Gobierno central, las regiones y las administraciones locales, así como de los organismos no lucrativos que actúan en el ámbito social, las cooperativas, las asociaciones y otras organizaciones sociales, fundaciones y organismos de asesoramiento a los ciudadanos, asociaciones benéficas e instituciones religiosas que actúan en este sector;

b)Abandono del planteamiento centralizado, mediante el aumento de las responsabilidades locales y la capacidad de las familias y las asociaciones familiares;

c)Aplicación de medidas sustitutorias de las ayudas que antes se prestaban por grupos, y que prevén medidas diferenciadas en torno al individuo y la familia, cuyas necesidades evolucionan en las distintas etapas de la vida;

d)Abandono de las prestaciones en dinero y mayor insistencia en las medidas integradas con las prestaciones económicas, los servicios en red (formación, salud, sociales; primer trabajo; problemas de vivienda);

e)Criterio flexible y personalizado que exigirá un nivel de calidad de las administraciones locales a fin de conseguir la igualdad de oportunidades para los ciudadanos de todas las regiones de Italia.

Apoyo financiero y reducción de impuestos

Enmienda a la ley del impuesto sobre las personas físicas para la unidad familiar. Artículo 2 de la Ley Nº 448/2001

161.Por esta disposición se elevó la suma que se puede deducir del impuesto por hijos a cargo, incluidos los hijos adoptivos o niños en hogares de guarda, en el caso las familias con ingresos inferiores a 100 millones de liras.

Servicios para la infancia

Red de guarderías municipales - Ley Nº 1044/1971, enmendada y completada

162.Se han implantado guarderías municipales para niños hasta los 3 años de edad. El número de guarderías es insuficiente para responder a la demanda y sigue habiendo una gran diferencia entre el número de guaderías en la región centro-norte y en el sur del país.

Financiación de las guarderías

Ley Nº 448/2001 (Ley de presupuestos, artículo 70)

163.A fin de ofrecer acceso a este servicio a un número cada vez mayor de familias en todo el país, el Ministerio ha establecido un fondo para las guarderías que se reparte anualmente entre las regiones,.

164.Los departamentos del gobierno y los organismos públicos, en el marco de sus presupuestos ordinarios, pueden establecer "microguarderías" en sus locales, a fin de compatibilizar el trabajo con las responsabilidades familiares y las necesidades de los padres que trabajan. Los costos de estas guarderías del centro de trabajo se pueden deducir del impuesto sobre la renta de los padres y los empleadores en la medida que determine el Ministro de Economía y Hacienda.

Iniciativas regionales

165.Las regiones han aprobado diversos textos legales sobre las medidas de protección de la familia, con contribuciones financieras del Gobierno central.

G. Artículo 11 ( Nivel de vida adecuado)

El Plan italiano de integración social

166.En junio de 2001, se aprobó el Plan Nacional de Integración Social, elaborado sobre la base de las prioridades, líneas de actuación, medidas y acciones reflejadas en diversos planes nacionales, sectoriales y regionales para 2002-2003. Los elementos transversales que estructuran el Plan responden fundamentalmente al criterio multidimensional, las diferencias geográficas, la perspectiva de desarrollo integrado del sistema social y el abandono del modelo asistencial a favor de políticas de integración.

El carácter multidimensional de las políticas de integración

167.Los factores de base que contribuyen a las diversas formas de desigualdad pueden ser objetivos y subjetivos, como la edad, el sexo, el nivel de instrucción, los ingresos, el consumo, la actitud respecto de la búsqueda de trabajo, la situación de desventaja social, etc., o locales, de naturaleza espacial (en el caso del sur y de algunas zonas urbanas del centro y el norte de Italia estos factores ocupan el primer lugar), y pueden facilitar o dificultar la integración social. Teniendo esto presente, y a fin de elaborar el plan, se consideró que la pobreza y la exclusión social eran fenómenos complejos y multidimensionales en los que inciden campos de acción vinculados a una vasta gama de políticas: las que se pueden considerar como "asistencia social clásica", la reducción de la pobreza, la protección social moderna y las políticas sociales y culturales de integración, las iniciativas sobre la orientación, la formación y el empleo de los grupos más vulnerables, las políticas del fomento de la economía social, las políticas orientadas a armonizar los horarios y las necesidades de la vida familiar, el desarrollo de redes, las políticas de vivienda y el fomento de los servicios sociales, las políticas de salud, justicia, deporte y esparcimiento, etc., hasta llegar a las políticas de desarrollo del conocimiento y de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

168.Por lo tanto, las políticas del plan del Gobierno italiano, conforme al análisis presentado, no abordan únicamente la cuestión de la "vulnerabilidad de los grupos de bajos ingresos", sino que abarcan la totalidad del aspecto multidimensional, que comprende no sólo el acceso al mercado laboral, sino también disposiciones para luchar contra los distintos tipos de carencias y sobre todo los obstáculos que, individual o colectivamente, impiden la plena participación en las siguientes esferas:

-Complementos de ingresos;

-Educación y formación;

-Medio ambiente;

-Vivienda;

-Cultura;

-Acceso a los servicios sociales;

-Acceso a oportunidades de formación y de empleo;

-Acceso a las nuevas tecnologías.

Diferencias geográficas

169.La economía italiana se ha desarrollado a distintos ritmos, determinados por las circunstancias geográficas. Esta diferencia se refleja fundamentalmente en el empleo, pero también en el desarrollo de servicios personales y comunitarios. Los principales elementos de diferencia se refieren a:

-La concentración de las oportunidades de trabajo en determinadas zonas del país;

-Las desigualdades entre los distintos sectores de la población, desde la notable diferencia de oportunidades a la hora de acceder y mantenerse en el mercado laboral, hasta el desarrollo y el acceso a los servicios personales;

-Distintos niveles de concentración de la pobreza (aproximadamente el 65% de las familias pobres están en el sur de Italia).

170.En lo que respecta a la desventaja social, en su sentido más amplio, cabe señalar que las distintas partes del país se caracterizan por desventajas de tipos específicos, que varían de una a otra región. Además, el mismo tipo de exclusión social puede tener distintas características e incluir a diversos grupos sociales, desde el punto de vista del género, nivel de instrucción, edad y redes familiares, a la hora de acceder a los servicios, tanto sociales como culturales. Los análisis estadísticos del plan toman en consideración las diferencias de género, nivel educativo y acceso a los servicios, además de las variaciones cualitativas en el nivel de exclusión. No obstante, también y por encima de todo, destacan las diferencias inter e intrarregionales, como se indica en los cuadros del presente informe, diferencias que se consideran fundamentales para el análisis y la planificación de actuaciones concretas.

171.A este respecto, es importante que Italia formule una política de desarrollo social, en armonía con los planes nacionales de actividades, que opere en el marco de los criterios de referencia de los países europeos, así como de criterios interregionales.

Pobreza relativa, absoluta y subjetiva, elementos relacionados con las circunstancias subjetivas y las condiciones objetivas

172.Desde 1984 existe en Italia una Comisión de investigación de la pobreza (también denominada Comisión de investigación de la exclusión social). La Comisión es nombrada por el Primer Ministro y tiene por objeto llevar a cabo estudios sobre la pobreza y la exclusión social y formular evaluaciones y propuestas de políticas. Esta Comisión, en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (ISTAT), realiza un estudio anual para calcular la extensión y el grado de pobreza en Italia, aplicando un índice de pobreza relativa que, desde 1993, se combina también con una cuantificación de la pobreza absoluta basada en la cesta de bienes y servicios que se definen como básicos. Se utilizan en ambos casos la encuesta de consumo de la unidad familiar que realiza el ISTAT; en el estudio se toma en consideración el consumo, pero no los ingresos.

Pobreza relativa

173.En 1999, vivían en la pobreza 2.666.000 familias italianas, es decir, 7.508.000 personas. El 11,9% de las familias y el 13,1% de la población se catalogaba como pobre. Esta última cifra es más alta, porque las familias pobres suelen ser más numerosas. La tasa de pobreza extrema en 1999 era del 22,9%.

174.La singularidad de la pobreza en Italia reside en el desequilibrio agudo entre las regiones del centro y el norte del país y las del sur. El 67,1% de las familias italianas reside en las primeras, de las que el 34,1% se consideran pobres, mientras que viven en el sur el 32,9% de las familias, de las que el 65,98% son pobres.

175.Un estudio de las características de la pobreza indica que las familias numerosas (más de cinco miembros) son las más propensas a ser pobres; a nivel nacional muestran una tasa de pobreza del 22,9%.

176.La presencia de hijos menores en la familia está relacionada con un aumento de la pobreza: en las familias con un solo hijo, la proporción es del 10,8%; en las familias con dos, la cifra es del 16,4% y, en las de tres o más hijos, sube al 27%, lo que también explica que la incidencia de la pobreza entre los menores (16,2%) sea tan alta como entre las personas de edad, el otro sector de población con alto riesgo de pobreza (16,1%).

177.En lo que respecta a la tipología de las familias, surgen algunos elementos significativos. El 10,1% de las familias unipersonales se clasifica como pobre, pero esta cifra se reduce al 3,2% si la persona es menor de 65 años y sube al 15,4% si sobrepasa esa edad. Incluso en el caso de las parejas, si la persona que se toma como referencia es menor de 65 años, entonces el 5,1% de los hogares son pobres, pero la cifra aumenta al 16,1% cuando esa persona es mayor de 65 años.

178.Con respecto a la edad de la persona indicada, el riesgo de pobreza es similar para todos los grupos de edad hasta los 64 años, oscilando entre el 8,5 y el 10,9%, pero se eleva considerablemente, al 16,4%, cuando se trata de personas mayores. La incidencia de la pobreza en los hogares donde es una mujer la persona tomada como referencia es levemente superior (12,6% en comparación con el 11,7%). También se puede observar una clara correlación entre el nivel de instrucción y la extensión de la pobreza: a medida que el nivel de educación aumenta, decae la incidencia de la pobreza.

179.En cuanto a la situación profesional o laboral, la mayor incidencia de la pobreza aparece en las familias donde la persona que se toma como referencia está desempleada (28,7%); el sur de Italia es donde más se observa este fenómeno. También cuando dicha persona es un jubilado son elevados los valores en el conjunto nacional (13,5%); una vez más, esta situación es más marcada en el sur. En las familias donde la persona de referencia tiene trabajo, bien sea como asociado o autónomo, las cifras son más bajas.

Pobreza absoluta

180.La pobreza absoluta, que se define en relación con un gasto en consumo inferior al valor monetario de la cesta de bienes y servicios básicos, afecta a una proporción menor de la población, puesto que el nivel mínimo, en este caso, es más bajo. En 1999, el 4,8% de las familias italianas vivía en la pobreza absoluta, es decir 1.038.000 habitantes, un aumento de más de 70.000 personas en comparación con las cifras de 1998. También en el caso de la pobreza absoluta se puede observar una mayor concentración en las regiones del sur de Italia, donde la cifra es del 11% en comparación con el 1,4% en el norte y el 2,6% en el centro.

Protección social

181.El sistema de protección social (excluidas las pensiones) en la redistribución del ingreso a las personas económicamente desfavorecidas tiene un papel un tanto limitado. Tomando como base los datos de 1996, el número de "pobres" se redujo del 22 al 19% tras la intervención del sistema de protección social (aparte de las pensiones). Las pensiones, por lo tanto, desempeñan un papel muy importante en la redistribución del ingreso e incluyen las pensiones de vejez y las jubilaciones, que se basan en los años de trabajo y en las cotizaciones aportadas. En el 40% de los hogares italianos viven aproximadamente 10 millones de pensionistas, para los que la principal fuente de ingresos suele ser la pensión.

182.El sistema italiano ofrece también pensiones sociales de las que se benefician unas 800.000 personas mayores de 65 años y que actúan como una especie de ingreso mínimo garantizado para la vejez; un complemento salarial del nivel mínimo para los trabajadores; subsidios por discapacidad y pensiones de guerra. Las iniciativas en estas esferas están dirigidas principalmente a determinados grupos específicos: las personas mayores, los pobres, las mujeres con hijos discapacitados, las familias con hijos a cargo y los ciudadanos con ingresos inferiores al umbral de pobreza.

183.Los instrumentos de protección social para luchar contra la pobreza son:

-Las pensiones sociales:

para las personas mayores con bajos ingresos e insuficientes derechos adquiridos en la seguridad social;

-Las pensiones mínimas:

para los jubilados que han aportado menos del nivel mínimo de cotizaciones;

-Pensiones de incapacidad permanente:

para las personas que, cumpliendo las condiciones de cotización, padecen una enfermedad grave y crónica que les impide trabajar;

-Las pensiones ordinarias de discapacidad:

para las personas que, cumpliendo las condiciones de cotización sufren una discapacidad que reduce de forma permanente su capacidad para trabajar por lo menos en dos tercios;

-Los subsidios familiares:

para los trabajadores y pensionistas que trabajan por cuenta ajena, con familiares a cargo y que cumplen determinadas condiciones en cuanto a ingresos;

-Los subsidios familiares para los trabajadores autónomos:

para los trabajadores afiliados a la seguridad social como autónomos, que tienen familiares a cargo y cumplen determinadas condiciones en cuanto a ingresos;

-Los subsidios familiares:

para los agricultores y trabajadores agrícolas y pensionistas afiliados a sistemas de seguridad social, con familiares a cargo y que cumplen determinadas condiciones en cuanto a ingresos;

-El fondo nacional de acceso a viviendas de alquiler:

para las personas que habitan en viviendas de alquiler, con ingresos por debajo de un nivel mínimo determinado;

-Las deducciones fiscales:

para las personas que habitan en viviendas de alquiler, con ingresos por debajo de un nivel mínimo determinado;

-Los subsidios de discapacidad civil:

para las personas con invalidez total, o con un 74% de invalidez, con ingresos por debajo de un nivel mínimo determinado;

-Los subsidios por maternidad:

para las madres que no perciben prestaciones por maternidad, con ingresos por debajo de un nivel mínimo determinado;

-Los subsidios para familias con tres o más hijos:

para las familias con tres o más hijos menores, con ingresos por debajo de un nivel mínimo determinado;

-El subsidio mínimo de inserción (introducido con carácter experimental en algunas partes del país):

para los ciudadanos de esas partes, con ingresos por debajo de un nivel mínimo determinado.

184.A estas modalidades nacionales de protección deben sumarse otras prestaciones a nivel local para los grupos necesitados. Estas prestaciones también se hacen extensivas a los grupos no incluidos en la cobertura nacional.

Subsidio mínimo de inserción

185.El subsidio mínimo de inserción fue implantado de forma experimental por el Decreto legislativo Nº 237/1998. Se trata de una medida para luchar contra la pobreza y la exclusión social que también prevé programas personalizados y complementos de ingresos en forma de ayudas económicas. Teniendo en cuenta el carácter experimental del subsidio, su aplicación está limitada en el tiempo y en el espacio. Se da prioridad al sur de Italia, aunque el plan se ha ampliado (siempre en relación con la duración y las zonas abarcadas).

186.Los órganos que intervienen en este plan experimental son las autoridades municipales, seleccionadas sobre la base de criterios como el nivel de pobreza de diversas localidades de la zona, la extensión de la zona objeto del plan y la buena disposición de las autoridades municipales que intervienen. Respecto de la financiación necesaria para hacer frente a los costos del plan, se ha estipulado que los gastos corrientes serán cubiertos por las entidades municipales, al paso que el Estado se hará cargo del 90% como mínimo del costo del complemento de ingreso para los beneficiarios.

187.La etapa siguiente consiste en establecer los criterios para poder percibir el subsidio mínimo de inserción. Entre ellos figuran la residencia, los ingresos y el patrimonio, aunque el decreto reconoce expresamente que el criterio prioritario debe ser que los beneficiarios del subsidio sean familias con hijos menores o que tengan a cargo familiares con discapacidad grave. En lo que respecta a los bienes, los beneficiarios deben tener unos ingresos inferiores a 520.000 liras mensuales (en 2000) y no poseer bienes inmuebles u otros bienes aparte de su casa, cuyo valor, sin embargo, no debe ser superior a un nivel mínimo que determinan las autoridades municipales. Para calcular el nivel mínimo de ingresos, se aplica una escala móvil, a fin de tomar en consideración a las familias numerosas.

188.Al complemento de ingresos se suman los "planes de inserción" personalizados, que las autoridades locales establecerán para cada beneficiario, a fin de contribuir a superar la situación de marginación de individuos y familias, fomentando las aptitudes y la autonomía económica de la persona. Los beneficiarios deben respetar las obligaciones asumidas en el marco de estos programas.

189.La Ley Nº 328/2000 (Ley marco para la realización del sistema integrado de acción y servicios sociales) preveía que el subsidio mínimo de inserción se implantaría en todo el país tras un período de prueba, pero ello dependerá de la evaluación de sus resultados.

190.La Ley de presupuestos de 2001 (Ley Nº 388/2000) preveía la ampliación de la experiencia en cuanto a su duración y cobertura geográfica. Se destinó un total de 350.000 millones de liras en 2001 y 430.000 millones de liras en 2002 y se autorizó a 39 municipios ya participantes a que prosiguieran la experiencia. Los municipios que concertaron los pactos territoriales aprobados hasta el 30 de junio de 2000 también participan, tanto si fueron ya seleccionados como si están a la espera de serlo, conforme al Decreto legislativo Nº 237.

El derecho a una alimentación adecuada

191.La cuestión de la inocuidad de los alimentos afecta a diferentes sectores y a los intereses de más de una categoría. Existe el derecho inalienable de todos los ciudadanos, en su calidad de consumidores, a recibir productos que respeten plenamente las normas de higiene y seguridad sanitaria para la defensa de la salud, tal como se establece y garantiza en el artículo 32 de la Constitución de Italia. En este sentido, cabe recordar que las crisis recientes (en particular la detección de la EEB, que afectó a toda la Unión Europea) ha socavado la confianza de la gente en la capacidad de la industria alimentaria y el poder público para garantizar la inocuidad de los alimentos. Como consecuencia directa de esta situación, la seguridad es ahora para los consumidores el ingrediente más importante de los alimentos. Sin embargo, la inocuidad de los alimentos no es un problema importante para los consumidores solamente. De hecho, los fabricantes y los diversos operadores del sector alimentario también estiman necesario que los alimentos y productos sean seguros en vista del papel fundamental que desempeña este factor en el sistema de producción moderno.

192.La aparición de la cuestión de la inocuidad de los alimentos debe verse como una oportunidad invalorable para aumentar la madurez del sistema de producción en general. Para lograrlo, la interacción entre las entidades públicas y los operadores privados del sector es de importancia fundamental. La decisión de las entidades públicas de establecer normas de supervisión de la seguridad que sean obligatorias para todos los operadores del sistema debe ir acompañada de la elaboración de una serie de instrumentos y normas voluntarias adicionales y diferenciados que definan procedimientos de producción para alcanzar el nuevo objetivo de ofrecer productos de calidad. Se debe considerar que la calidad es el resultado final de diversos elementos, entre ellos la ética, las preocupaciones sociales, la cultura, el medio ambiente y la economía: una serie de consideraciones que sirven para dar una forma concreta al derecho expresado en el artículo 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

193.En el caso de Italia, este enfoque ha hecho que se eligiera el Consejo Nacional de Economía y Trabajo (CNEL) como centro institucional para la promoción, firma y supervisión de acuerdos voluntarios alcanzados entre las diferentes asociaciones profesionales del sector alimentario con miras a garantizar la calidad y transparencia de los procesos de producción en gran número de ramos. Los resultados de estas iniciativas se comunicarán mediante los instrumentos de información adecuados.

194.Con tal fin, las organizaciones que representan a las empresas y los sindicatos independientes en el CNEL firmaron en 2001 con dicho organismo una "declaración de intenciones" en que se comprometen a firmar "acuerdos voluntarios de los sectores de la industria". Tras esta iniciativa adoptada en el CNEL, se organizaron cuatro mesas redondas para diversas ramas de la industria (por el momento el pescado, la leche y los productos lácteos, las frutas y hortalizas frescas y la carne, pero se acordó que otras ramas podrán ser objeto de acuerdos posteriores) y se redactaron los acuerdos ya mencionados. Otro resultado de esta iniciativa fue la negociación de un acuerdo voluntario titulado "Pacto nacional de inocuidad y calidad de los alimentos", que proporcionará directrices generales para los acuerdos marco que se elaborarán con las distintas ramas a fin de que pueda seguirse la pista de los alimentos "desde los campos y el mar hasta la mesa del consumidor".

El derecho a una vivienda adecuada

Vivienda

195.En 1999, más de dos tercios de las familias italianas eran propietarias de sus viviendas. La propiedad de la vivienda está relativamente más extendida en los pueblos pequeños (más del 70% de propietarios en municipios de menos de 10.000 habitantes). En las zonas metropolitanas, 57,3% de las familias son propietarias de su vivienda principal. El porcentaje de familias que estima que el gasto en materia de vivienda es muy elevado aumentó del 52,4% en 1995 al 58,5% en 1999. El problema más grave en este campo es la calidad y regularidad del abastecimiento de agua potable: 46,2% de las familias desconfían de la calidad del agua potable de la red y 14,9% afirman que sufren interrupciones en el servicio.

Las personas sin techo

196.Las características de esta condición son la falta de una vivienda estable y regular y las formas de marginalización multidimensionales que experimentan las personas sin techo. Esto significa que principalmente carecen de un lugar donde vivir, pero que su condición se caracteriza por una suma de factores de vulnerabilidad social (algún tipo de toxicomanía, inexistencia de una red de relaciones, problemas psiquiátricos) que son consecuencia de experiencias vitales negativas (violencia, prisión, malos tratos, abandonos).

197.Es sumamente difícil determinar el número de personas sin techo. La Comisión de Investigación de la Exclusión Social intentó por primera vez estimar la magnitud del fenómeno mediante un estudio específico realizado en 2000, en el que se obtuvo la cifra de 17.000 personas sin techo en todo el país. La mayoría de estas personas (80%) son hombres de edad media (54% tienen entre 28 y 47 años); sólo la mitad son italianos. La mayoría llevan viviendo de esta manera tres años o menos, pero 12,1% viven en estas condiciones desde hace más de diez años.

Medidas de ayuda en favor la vivienda

198.En Italia un 70% de la población es propietario de su vivienda. No obstante, la compra o el alquiler de la vivienda sigue siendo un problema para algunos segmentos de la población de bajos ingresos, así como para los jóvenes que quieren independizarse de sus padres o fundar una familia. En los últimos años, se han adoptado 37 medidas destinadas a brindar ayuda para el alquiler, la compra y la renovación de la vivienda. Al mismo tiempo, se ha reducido la carga fiscal sobre la "primera" vivienda propia (es decir la vivienda donde se reside). El Parlamento examina en la actualidad un proyecto de ley que dará incentivos a las parejas jóvenes o a las familias monoparentales que deseen alquilar o comprar una vivienda. En Italia, se considera que la lucha contra la exclusión social y la pobreza es un factor fundamental para promover el progreso económico y el desarrollo del empleo.

Repercusiones demográficas

Diferencias de género

199.El aumento de las tasas de actividad y empleo de la mujer señalan la presión creciente que ejercen en el mercado laboral algunas categorías, como las mujeres casadas, las mujeres que vuelven al mercado laboral después de haber criado a los hijos o de haberse visto obligadas a interrumpir su trabajo por alguna razón y las inmigrantes, que en todos los casos estaban subrepresentadas hasta hace unos diez años. A pesar de la creciente presencia de la mujer, la estructura de la participación en el sistema económico sigue caracterizándose por la segregación por motivo de género, tanto vertical como horizontal, en términos del empleo. Las variables geográficas tienen una influencia significativa en el acceso de las mujeres al mercado laboral y acentúan sus dificultades con respecto a las de los hombres.

200.El mercado laboral en las regiones de la Italia meridional está marcado por una alta tasa de desempleo, una tasa de actividad femenina de aproximadamente la mitad de la masculina, falta de transparencia en los mecanismos de contratación y colocación porque no existen servicios para los que buscan empleo, una marginalización y subutilización de los recursos humanos, una disparidad aún significativa en los niveles de sueldo, una escasa presencia de la mujer en los puestos de responsabilidad y el predominio de la mujer en el mercado laboral "informal".

201.El carácter tradicionalmente "temporal" del empleo femenino va desapareciendo poco a poco: en el último decenio no ha dejado de aumentar la tasa de mujeres con hijos que trabajan. No obstante, este aumento no se ha visto acompañado de una distribución más equitativa de las responsabilidades familiares: las tareas no remuneradas de este ámbito son asumidas casi exclusivamente por la mujer, cuyo horario de trabajo, remunerado y no remunerado, es en promedio 28% superior al del hombre. Un 35,2% de los hombres que trabajan no dedican tiempo alguno a las tareas relacionadas con la familia. De esto es posible inferir que las mujeres que tienen un empleo además de su función en el hogar, eligen situaciones laborales que les brinden toda la flexibilidad posible para organizar y gestionar su horario de trabajo. Además, en la Italia meridional, las mujeres ocupan a menudo puestos de dedicación parcial; la proporción allí es del 11,3%, mientras que en el centro y en el norte es del 14,8%. La aparición de nuevas formas de contratación, como la jornada parcial, ha promovido una mayor presencia de la mujer en el sector público y en los servicios de atención personal.

202.La cuestión de la compatibilidad de las responsabilidades familiares con el tipo de trabajo realizado sigue siendo un problema fundamental. Esas responsabilidades son la principal razón de que las mujeres renuncien a trabajar. Incluso aunque se tomen en cuenta sólo las generaciones más jóvenes (de 25 a 34 años), se puede estimar que más de una cada cuatro mujeres con dos hijos han interrumpido temporal o definitivamente el trabajo como resultado directo del nacimiento del primero o del segundo hijo. Baste con considerar que el 57,7% de las trabajadoras con hijos de entre 3 y 13 años trabajan 60 horas o más por semana, si se toman en cuenta las tareas del hogar y el trabajo remunerado, mientras que la cifra es del 21,9% para los hombres en las mismas condiciones. Además, son principalmente las mujeres las que asumen las tareas asistenciales, incluso fuera del propio hogar. En 1998 la cuarta parte de las mujeres, frente a la quinta parte de los hombres, brindaban alguna forma de ayuda gratuita (asistencia a ancianos o niños, ayuda en casos de problemas de salud, compañía, etc.) a personas ajenas a su familia, con un total de 2.849 millones de horas por año. Dos tercios del total de horas de ayuda fueron resultado de la entrega de las mujeres a estas tareas.

Distancia del mercado laboral

203.La distancia que separa a las personas del mercado se trabajo va unida a situaciones materiales de desventaja económica. Esta consideración, en términos de desigualdad, se traduce en verdaderas disparidades entre los que tienen acceso al mercado laboral y permanecen en él y los que tienen dificultades para acceder al mercado o permanecen al margen.

204.Por otra parte, a la desigualdad de oportunidades de empleo imputable a los orígenes geográficos debe añadirse una serie de factores de disparidad que son responsables en diferente medida de la exclusión de ciertas categorías sociales del mercado laboral. Se trata de factores objetivos - como el género y la edad- que van acompañados de toda una serie de factores subjetivos y sociales, como el nivel de educación, la existencia de alguna forma de desventaja social, etc. que, en sus diversas combinaciones, determinan los grados de resistencia del mercado laboral a la entrada de ciertos grupos de personas. La distancia del mercado, por consiguiente, está determinada por la acumulación de varios estratos de factores de desigualdad que alcanzan un valor máximo negativo, es decir la distancia más grande, cuando existe también alguna forma de desventaja social, como en el caso de los discapacitados, los toxicómanos, los reclusos, los inmigrantes, etc. a los que el mercado laboral y el mundo del trabajo oponen la mayor resistencia.

Acceso a la red de servicios

Servicios de asistencia y bienestar social

205.En años recientes se ha producido una reestructuración profunda del estado del bienestar en Italia. Entre otras cosas, se trata de la reforma del sistema de jubilaciones y de los servicios de salud, el desarrollo del federalismo administrativo y la introducción experimental de nuevos instrumentos de política social. La oferta de servicios ha aumentado para todas las categorías de usuarios: el aumento más marcado se ha registrado en los servicios de atención a alcohólicos y toxicómanos (los servicios disponibles se han duplicado aproximadamente entre 1991 y 1997), y para los reclusos y ex reclusos, inmigrantes y enfermos mentales, así como para los discapacitados (69% de los municipios proporcionan apoyo y asistencia educativos, 63,4% servicios de transporte escolar y 60,4% servicios de ayuda a domicilio).

206.Los servicios más generalizados son la asistencia y la ayuda domiciliaria a las personas de edad, que se ofrecen en el 84 y 73,2% de los municipios, respectivamente; residencias geriátricas (60,4 a 36,3%), centros comunitarios (58,7 a 28,5%) y cantinas escolares (88,1 a 72,5% de los municipios), seguidos del transporte (83,2%) y guarderías (22,8%). En Italia, sólo 140.000 niños asisten a guarderías (de los cuales una tercera parte a guarderías privadas). Esta cifra representa el 6% de los niños de hasta 2 años, porcentaje que indica que el cuidado de los niños se realiza en gran parte dentro de la red familiar o mediante servicios privados remunerados. Es necesario proseguir las actuaciones en este ámbito.

207.Con respecto a las guarderías y los centros preescolares y escolares, hay aún un déficit de estructuras en los pueblos y aldeas (es raro encontrar guarderías en pueblos de menos de 5.000 habitantes). También existe una marcada división geográfica entre el centro y el norte por un lado y el sur por otro, aunque la diferencia se reduce en los pueblos grandes y en las ciudades. En este marco, el recurso a la red de ayuda informal y a los servicios remunerados es de importancia capital.

Servicios de comunicación

208.Al aplicar las directivas de las UE en materia de telecomunicaciones, la legislación italiana ha definido el concepto de "servicio universal" que en el artículo 3 se refiere a las conexiones básicas para el acceso de los usuarios normales. Se contemplan arreglos especiales sobre precios del servicio y de conexión, así como acceso gratuito a los servicios de emergencia. Las leyes estipulan que los servicios que se consideran universales deben ser accesibles para todos los usuarios en sus propias zonas geográficas, independientemente de su situación exacta y, habida cuenta de las condiciones específicas imperantes en Italia, a precios asequibles. Existen tarifas especiales para los usuarios de las zonas rurales así como los de categorías vulnerables como las personas de edad, los discapacitados y otras personas con necesidades especiales. Aunque la mayoría de la población tiene acceso a los servicios básicos de comunicación, aún quedan algunos focos de exclusión. Si bien sólo 5,7% de los hogares de todo el país carecen de conexión telefónica (fija o móvil), en Campania, Calabria y Sicilia la cifra se eleva al 10%.

Bienes y servicios para el bienestar y la calidad de vida

Bienes de consumo

209.Una alta proporción de los hogares tiene ahora acceso a los principales servicios y bienes de consumo. En 1999, 96,1% de los hogares italianos tenía lavadora, 96,4% televisor en color y 78% por lo menos un automóvil (32,2% tenían dos o más). También son muy corrientes los magnetoscopios (63,7%) y los equipos de música (50,1%), mientras que una de cada cinco familias italianas posee en la actualidad una cámara de vídeo. Entre 1997 y 1999 se registró un aumento del número de teléfonos móviles (de 27,3 a 55,9%), contestadores telefónicos (de 12,4 a 14,5%) y aparatos de fax (de 3,8 a 6%). En 1999, 20,9% de los hogares poseían una computadora, frente al 16,7% en 1997. También se ha registrado durante el mismo período un aumento significativo en los abonos a internet que pasaron del 3,5 al 7,6%. No obstante, la proporción de hogares italianos que carecen de al menos uno de los bienes y servicios esenciales para la vida cotidiana (agua potable, agua caliente, baño, electricidad, frigorífico y lavadora) es del 6%, cifra nada despreciable, especialmente si se considera que llega al 11% en Calabria, Sicilia y Cerdeña.

Necesidades sociales de categorías especiales

210.Algunas personas tienen necesidades especiales que, de no satisfacerse, crean situaciones de exclusión social. Entre ellas cabe mencionar a las personas especialmente desfavorecidas que sufren la mayor discriminación en el mercado, por ejemplo, los discapacitados, los inmigrantes, los toxicómanos, los reclusos y los enfermos mentales. Cada parte del país tiene su propio cupo de ciudadanos desfavorecidos, pero los tipos de exclusión difieren de una región a otra. Por ejemplo, los inmigrantes son más numerosos en el norte y el centro. La misma tendencia puede observarse en los toxicómanos, que también son más frecuentes en el centro y el norte del país.

Los ancianos no autosuficientes

211. El aumento de la esperanza de vida y de la proporción de ancianos entre la población, así como la transformación de la estructura familiar, han creado la necesidad de un sistema de protección social que tenga especialmente en cuenta a las personas de edad y utilice los recursos que éstas representan, satisfaciendo al mismo tiempo sus necesidades mediante el desarrollo de servicios sociales y de salud, en particular para las que no son autosuficientes. Alrededor de 7,4 millones de hogares incluyen entre sus miembros a un anciano, mientras que más de 2,6 millones de personas de más de 65 años viven solas. Algunas de estas personas necesitan asistencia y servicios a domicilio, además de ayuda en forma de medidas de prevención, atención y rehabilitación.

Los discapacitados

212.Hay 2.686.000 discapacitados en Italia (5% de la población de más de 6 años), de los cuales 754.000 viven solos. Un 26,7% de los discapacitados tiene menos de 65 años, 20% tiene entre 65 y 74 y 53,3% tiene 75 ó más. Alrededor de 30.000 personas tienen discapacidades profundas. Estas cifras representan una gran proporción de la población y las personas afectadas tienen aspiraciones y necesidades concretas que, de no satisfacerse, crean situaciones de marginalización y exclusión social. Las necesidades abarcan ámbitos como la educación y la formación, la colocación en el mercado laboral, la vivienda, los deportes, el turismo, el esparcimiento, el acceso a la información y servicios de ayuda y asistencia a los interesados o a sus familias.

213.En los últimos decenios las instituciones públicas y la sociedad civil italianas, como en muchos otros países, han hecho hincapié en particular en los discapacitados y sus necesidades, factor que ha mejorado considerablemente sus condiciones de salud, independencia e integración social. La respuesta a la discapacidad ha aumentado cuantitativa y cualitativamente en todos los contextos sociales. Existe la tendencia a abandonar las políticas de institucionalización y simple asistencia para adoptar otras que promueven las oportunidades y las buenas prácticas, con una mayor conciencia y responsabilización por parte de las instituciones, las asociaciones de voluntarios y los agentes sociales privados.

214.Respetando plenamente los principios defendidos por los organismos internacionales, las políticas sociales elegidas por el país han ayudado a elevar la calidad de vida general de los discapacitados y su integración en la educación, el empleo y las relaciones sociales.

215.Hace diez años el Parlamento aprobó la ley que forma la base de la legislación italiana en esta esfera: la Ley Nº 104/1992, denominada Ley marco de asistencia, integración social y derechos de los discapacitados. En ella se establecen principios, se reconocen los derechos de los ciudadanos, se señalan actuaciones y se contemplan servicios para promover la autonomía y la participación de todos los discapacitados. También se contemplan instrumentos y mecanismos prácticos de ayuda a las familias y de promoción de la independencia de los discapacitados, en particular los que viven situaciones especialmente difíciles. La coordinación y colaboración interinstitucionales respecto de las crecientes responsabilidades de las autoridades municipales, junto con el reconocimiento del papel activo que pueden desempeñar las familias y la actuación de las organizaciones de voluntarios, son elementos señalados como estrategias prioritarias para el logro de los objetivos fijados. La aplicación de esta ley ha permitido avanzar más rápidamente hacia el pleno reconocimiento de los derechos civiles de los discapacitados. No obstante, ha sido un proceso muy complejo y se han debido establecer vínculos multifacéticos entre las necesidades de las personas y las soluciones que aporta la red de servicios, que espera ahora nuevas soluciones adecuadas para hacer frente a los procesos de cambio que vivimos en la actualidad.

216.Los progresos logrados hasta el presente han permitido alcanzar metas importantes en muchos ámbitos, pero aún se necesitan considerables esfuerzos en lo atinente a la cultura, la legislación, la administración y la vida práctica. La definición y aplicación de políticas centradas más directamente en la relación entre salud y discapacidad no pueden dejar de lado conceptos y parámetros culturales compartidos, cuya eficacia se ha demostrado científicamente. Por consiguiente, para elaborar políticas sociales y de salud satisfactorias respecto de los discapacitados debemos superar las ambigüedades culturales que aún se observan, junto con criterios especiales y sectoriales, y volver a poner a la persona y sus derechos y necesidades en el punto de mira. Debemos alejar la mirada de la patología, con sus características especiales, y observar a la persona, con sus dificultades, recursos y potencial concretos. Desde hace ya varios años, una de las cuestiones cruciales de la política social en favor de los discapacitados es el análisis de los criterios que definen la discapacidad.

217.El artículo 24 de la Ley Nº 328/2000, titulada "Ley marco para la realización de un sistema integrado de acción y servicios sociales", dispone que se autorizará al Gobierno para que revise las prestaciones pagadas a los inválidos civiles, los ciegos y los sordomudos.

218.Otro factor característico fundamental del estado de las políticas en favor de los discapacitados son los enfoques diferentes adoptados para planificar y administrar las iniciativas sociales y los servicios de atención social y de salud. Las leyes que incluyen objetivos novedosos no siempre se aplican en su totalidad y no es seguro que todos los beneficiarios previstos van a recibir los servicios que se contemplan en ellas.

219.Las autoridades municipales desempeñan un papel decisivo en la planificación y administración de políticas para los discapacitados. También se les ha confiado un papel más activo en la promoción de un diálogo constructivo y una colaboración eficaz con las organizaciones de voluntarios, los actores del sector privado y la sociedad civil. Esta consideración ha impulsado la aprobación del Decreto ministerial Nº 470/2001 que reglamenta los criterios y mecanismos de concesión y entrega de los fondos destinados a financiar iniciativas en favor de las personas con discapacidades profundas y sin ayuda familiar. Estas normas prevén la transferencia de los recursos a las regiones, que deben adoptar disposiciones para la concesión de fondos a las organizaciones sin fines de lucro que deseen crear estructuras regionales para los discapacitados profundos que ya no tienen familiares que los ayuden.

220.El Estado sigue promoviendo y coordinando las políticas sociales y de salud y también continuará proporcionando ayuda económica para que las nuevas medidas que se han adoptado puedan aplicarse plenamente.

Ley Nº 284/1997 y Ley Nº 162/1998: iniciativas para los ciegos con discapacidad grave y los discapacitados profundos

221.En 2001 se ultimaron los procedimientos contemplados para la plena aplicación de los programas plurianuales y los proyectos experimentales incluidos en dos normas legislativas (la Ley Nº284/1997 y la Ley Nº 162/1998) sólo con respecto a los ejercicios financieros de 1999 y 2000. Se financiaron proyectos experimentales para ciegos con discapacidad grave y se aportó una contribución a la Federación Nacional de Institutos para los Ciegos, además de proyectos experimentales para los discapacitados profundos. Desde 2001 todos los recursos destinados a estos fines se canalizan a través del Fondo Nacional de Política Social y se distribuyen cada año por decreto ministerial a las regiones y las provincias autónomas de Trento y Bolzano.

Sitio web www.handicapincifre.it

222.Según las disposiciones de la Ley Nº 162/1998 para la promoción de estudios estadísticos sobre la discapacidad, se concertó un acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (ISTAT) para crear un sistema de información sobre el tema. El objetivo del proyecto es poner en marcha, con la mayor brevedad, un sistema integrado de fuentes de información sobre la discapacidad basado en una serie de instrumentos, métodos y procedimientos para adquirir, en diversos niveles geográficos y administrativos, los datos necesarios para analizar las necesidades y condiciones sociales y de salud de los discapacitados; planificar, gestionar y evaluar los servicios proporcionados; y supervisar la cantidad y eficacia de las iniciativas ejecutadas por las diversas instituciones intervinientes. En 2001 se creó el sitio web www.handicapincifre.it, al que se puede acceder a través del sitio www.minwelfare.it del Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales.

223.En el sitio handicapincifre se incluyen datos sobre los discapacitados en Italia y aspectos de la discapacidad extraídos o elaborados a partir de las fuentes de información disponibles en todo el país (las encuestas del ISTAT y los archivos y sistemas de información de ministerios y otros organismos públicos). También pueden usarlo los discapacitados, que tienen acceso a cuadros concebidos especialmente a tal efecto. Los datos contenidos en el sitio se actualizan constantemente con material sobre cuestiones conexas, como por ejemplo el tercer sector, los servicios sociales y de salud, las discapacidades permanentes resultantes de accidentes laborales o deportivos y la integración en la escuela y la universidad. El sitio "handicapincrifre" no es sólo un producto del Sistema de Información sobre la Discapacidad, como se había pensado en un comienzo, sino un instrumento clave para la difusión de información precisa sobre los problemas de la discapacidad.

Ley Nº 328/2000: iniciativas de atención social y de salud y disposiciones para su aplicación

224.También se han promulgado disposiciones sobre los servicios de atención social y de salud y normas de aplicación de la Ley Nº 328/2000, la "Ley marco para la realización de un sistema integrado de acción y servicios sociales" que se centran específicamente en los problemas de la discapacidad. Se ha promulgado un decreto que contiene directrices y modalidades de coordinación de los servicios sociales y de salud. En él se definen los diferentes tipos de servicio, diferenciando los servicios de salud de gran significado social, los servicios sociales de gran significado sanitario y los servicios sociosanitarios que están muy integrados en el sistema de salud. Se indica cuáles quedarán, en términos de responsabilidades y costo, en el ámbito de los organismos locales de salud y cuáles correrán a cargo de los municipios. El decreto tiene un anexo en el que se establecen los diferentes servicios y criterios de financiación según las esferas de intervención, incluidas las relativas a la discapacidad.

225.Otra iniciativa es el Plan Nacional de Acción y Servicios Sociales 2001-2003. En él se establecen los criterios de planificación de los servicios sociales, se señalan los objetivos prioritarios y se hacen recomendaciones para el desarrollo del sistema integrado de acción y servicios sociales. También se establecen los mecanismos e instrumentos la supervisión y evaluación de los procesos existentes y los resultados alcanzados. Los objetivos prioritarios del Plan Social Nacional incluyen el apoyo a las responsabilidades familiares y a las personas con discapacidades profundas y las personas de edad no autónomas.

226.Se ha promulgado un reglamento sobre "Requisitos estructurales y de organización mínimos para la autorización de servicios y estructuras para las personas alojadas en instituciones en forma permanente o parcial de conformidad con el artículo 11 de la Ley Nº 328/2000" (Decreto Nº 308/2001), por el cual se fijan los requisitos estructurales y de organización mínimos para autorizar los centros de atención diurna y de internado ya existentes o de nueva creación. Entre los servicios se cuentan la asistencia social y las iniciativas sociales y de salud destinadas a los discapacitados, que tienen por fin ayudarlos a mantener o recuperar la independencia personal y brindar apoyo a las familias, así como las destinadas a los niños, las personas de edad, las personas con SIDA y las personas con problemas psicosociales.

227.Con referencia a los diversos problemas, en 2001 se pusieron en práctica las disposiciones promulgadas de conformidad con el artículo 81 de la Ley Nº 388 de 23 de diciembre de 2000. Dichas disposiciones preveían la asignación de recursos por valor de 100.000 millones de liras para elaborar un programa de iniciativas a cargo de asociaciones de voluntarios y otras organizaciones sin fines de lucro, orientado a ofrecer atención y asistencia a los discapacitados profundos sin apoyo familiar. El 20% de dicha financiación se repartirá por partes iguales entre todas las regiones y las provincias autónomas y el 80% se repartirá en proporción al número de habitantes. Según el reglamento, pueden solicitar financiación las organizaciones sin fines de lucro de utilidad social (ONLUS), cooperativas, organizaciones de voluntarios, asociaciones sociales, fundaciones, órganos de asesoramiento a los ciudadanos y otros actores del sector privado.

228.Las regiones establecerán los criterios para la selección de los proyectos que van a obtener financiación para la compra, renovación o alquiler de edificios; la adquisición de equipo o la iniciación y ejecución de actuaciones de asistencia durante un año. Las estructuras deben ser pequeñas para garantizar la recepción e integración de los discapacitados en un ambiente de estilo familiar, y cumplir con las normas de higiene de los hogares comunes. Las actividades financiadas deben terminarse en un plazo de dos años a partir del desembolso de los fondos. La subvención máxima para cada proyecto es de 1.032.000 euros (2.000 millones de liras).

Otras disposiciones especiales y licencia para los empleados que deben atender a hijos discapacitados profundos

229.El Decreto legislativo Nº 151/2001, que es un texto refundido de disposiciones sobre la protección y el apoyo a la maternidad y paternidad, contiene nuevas normas sobre licencias laborales, con o sin goce de sueldo, para las personas que atienden a familiares que son discapacitados profundos. Según el párrafo 6 del artículo 42 del decreto legislativo sobre los períodos de descanso y ausencia para atender a hijos que son discapacitados profundos, el derecho a estas condiciones especiales existe con independencia de que el otro progenitor la tenga o no.

Pensiones sociales y otras disposiciones previstas en la Ley Nº 488/2001 (Ley de presupuestos de 2002)

230.La Ley Nº 488/2001, que contiene disposiciones relativas al presupuesto anual y plurianual del Estado, estipula que, a partir del 1º de enero de 2002, los beneficiarios de jubilaciones inferiores a 516 euros y de más de 70 años de edad cuyos ingresos personales sean inferiores a 6.713,98 euros, además de cualquier ingreso derivado del hogar, percibirá un complemento hasta concurrencia del monto indicado. Si el beneficiario está casado, el ingreso de la pareja no deberá exceder de 6.713,98 euros más el monto anual pagado como pensión social. La Ley Nº 488/2001 dispone que percibirán también el complemento hasta 516,89 euros los discapacitados totales, los sordomudos y los ciegos. El límite de los ingresos personales es el mismo de 6.713,98 euros y la edad límite es de 60 años.

231.La suma fiscalmente deducible por hijo discapacitado es 774,69 euros.

232.La Ley de presupuestos de 2002 también preceptúa que se podrá deducir el 19% de los gastos por servicios de interpretación para los sordomudos. De acuerdo con el párrafo 3 del artículo 80 de la Ley Nº 388/2000 (Ley de presupuestos de 2001), a partir del 1º de enero de 2002 los trabajadores sordomudos y aquellos con una discapacidad superior al 74% pueden obtener, a instancia propia, el reconocimiento de un período de aportes hipotéticos al seguro nacional equivalente a dos meses por año de trabajo efectivo, hasta un máximo de cinco años.

Actividades e iniciativas en curso

233.Las diversas iniciativas que está poniendo en marcha el Gobierno incluyen también un servicio telefónico de llamada gratuita al Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales (teléfono 840002244) que ofrece asesoramiento y otros servicios a los órganos públicos y municipales, asociaciones, actores sociales privados, familias y particulares.

234.Con respecto a los aspectos más directamente relacionados con el empleo y la protección de la igualdad de oportunidades de los discapacitados, cabe destacar las siguientes actividades e iniciativas normativas:

Disposiciones y procedimientos

En cumplimiento de la Ley Nº 68/1999, titulada "Disposiciones sobre el derecho al trabajo de los discapacitados", se han adoptado las siguientes medidas:

-Acuerdo entre el Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales, las regiones y las provincias autónomas de Trento y Bolzano, las comunidades de montaña y los municipios para la definición de los convenios

-Proyecto de ley de julio de 2001 titulado "Reparto entre las regiones de los recursos financieros del Fondo para el derecho al trabajo de los discapacitados, creado por el párrafo 4 del artículo 13 de la Ley Nº 68/1999, Año 2001"

Circulares

-Nota de 11 de octubre de 2001 sobre "Contrataciones obligatorias. Ley Nº 68/1999. Solicitud de compensación geográfica y exención parcial".

-Nota de 10 de octubre de 2001 sobre "Respuestas a la pregunta sobre los convenios. Ley Nº 68/1999, artículo 11 2)".

-Circular Nº 77 de 6 de agosto de 2001 sobre "Contrataciones obligatorias. Empresas de servicios de limpieza e integrados".

-Nota de 20 de julio de 2001 sobre "Ley Nº 68/1999, art. 4. Institutos de seguridad privados".

-Circular Nº 66 de 10 de julio de 2001 sobre "Contrataciones obligatorias. Asesoramiento operativo sobre controles de salud y subvención por contratación imposible".

-Carta circular de 28 de mayo de 2001 sobre "Ley Nº 113/1985. Contrataciones obligatorias de telefonistas ciegos".

-Nota de 8 de mayo de 2001 sobre "Decreto Legislativo Nº 468/1997, art. 2, Ley Nº 68/1999, art. 6. Composición de las comisiones de colocación de los discapacitados".

-Nota de 23 de abril de 2001 sobre " Decreto Legislativo Nº 468/1997, art. 6 2), Ley Nº 68/1999, art. 6. Composición de las comisiones de colocación de los discapacitados".

-Nota de 23 de abril de 2001 sobre "Reglamento Nº 357/2000. Exención parcial. Respuestas a las cuestiones relativas a la interpretación".

-Nota de 3 de abril de 2001 sobre "Ley Nº 68/1999, art. 5 3). Exenciones parciales. Empresas que emplean entre 15 y 35 personas".

-Circular Nº 23 de 16 de febrero de 2001 sobre "Disposiciones relativas al derecho al trabajo de los discapacitados (Ley Nº 68/1999) y reglamento de aplicación correspondiente (Decreto Presidencial Nº 333/2000): aspectos relacionados con las penalidades. Aclaraciones operativas".

-Carta circular de 22 de febrero de 2001 sobre "Ley Nº 68/1999. Policía municipal. Cálculo del contingente de reserva".

Fondo para el derecho al trabajo de los discapacitados

235.En el párrafo 4 del artículo 13 de la Ley Nº 68/1999 se dispone la creación de un fondo para el derecho al trabajo de los discapacitados. Se han asignado a dicho fondo 60.000 millones de liras que se distribuirán entre las regiones el 1º de marzo de cada año. En total se ha contratado a 1.697 trabajadores discapacitados mediante programas especiales que han permitido a los empleadores obtener una reducción total o parcial de las cotizaciones a la seguridad social.

Integración en el empleo

236.En cumplimiento del artículo 19 de la Ley Nº 104/1992, al 31 de diciembre de 2001 se había contratado a 40.908 discapacitados en virtud de la nueva legislación de contratación selectiva (Ley Nº 68/1999). A fin de completar la información, cabe señalar también que se realizan encuestas anuales a nivel regional para recabar datos sobre la situación del empleo de los trabajadores pertenecientes a las categorías protegidas.

Iniciativas de la UE

237.El Gobierno de Italia participó en un proyecto de investigación sobre políticas destinadas a apoyar e integrar a los discapacitados en edad de trabajar, promovido por la Organización de Cooperación Económica y Social, cuyo objetivo era promover la realización de un estudio comparativo de las políticas aplicadas en los países participantes en favor de los discapacitados. Al finalizar el estudio, se elaboró un informe que se presentará en 2003, designado Año Internacional de los Discapacitados.

Datos estadísticos

238.Con referencia en particular a los cambios que se están produciendo y que afectan a la discapacidad y a los discapacitados como consecuencia de la entrada en vigor de la nueva legislación sobre contrataciones selectivas, y habida cuenta de la necesidad de señalar cualitativa y cuantitativamente los parámetros de referencia sobre la situación del empleo de los discapacitados, se están realizando estudios para crear una página en el sitio web www.minwelfare.it, que proporcionará acceso a una serie de datos estadísticos sobre los ámbitos de mayor interés relacionados con la mencionada legislación.

Observaciones y propuestas

239.En vista del nuevo marco legislativo sobre las contrataciones selectivas, y teniendo en cuenta las disposiciones que rigen la descentralización administrativa de los servicios de empleo y los considerables progresos tecnológicos que se observan en el sector de las telecomunicaciones, se introducirán las enmiendas necesarias en la Ley Nº 113/1985 sobre la colocación de telefonistas ciegos, a fin de actualizar las disposiciones y aplicarlas más eficazmente para atender las necesidades actuales del mercado laboral. Al respecto, se deberán estudiar y analizar los factores más significativos que surgen en el contexto mencionado, en el que se debe seguir aplicando la Ley Nº 113/1985. Serán definidos de forma periódica en colaboración con las asociaciones más representativas que trabajan en favor de los ciegos y con los órganos institucionales locales. El examen se referirá en particular a los siguientes aspectos:

-Redefinición de las competencias para la inscripción de los telefonistas ciegos en el registro profesional nacional y sus ramas locales;

-Examen de la composición de las juntas examinadoras regionales de telefonistas con el fin de reconocer también las nuevas calificaciones equivalentes establecidas en el Decreto Ministerial de 10 de enero de 2000, publicado en el Boletín Oficial (Nº 37 de 15 de febrero de 2000);

-Examen de los criterios para definir las obligaciones de contratación una vez que Telecom ya no detenta el monopolio del sector y, como resultado de la liberalización del mercado telefónico, ya no es el único operador de servicios telefónicos.

240.Para adoptar un criterio más uniforme y sistemático en las disposiciones que rigen la contratación obligatoria de ciegos, sería oportuno adoptar medidas análogas respecto de la Ley Nº 686/1961 sobre la colocación de masajistas o masajistas/fisioterapeutas ciegos.

Situación de la legislación regional de aplicación de la Ley Nº 68/1999, titulada "Disposiciones sobre el derecho al trabajo de los discapacitados"

241.La nueva reforma del derecho al trabajo de los discapacitados no sólo crea un marco de referencia legislativo que es novedoso y diversificado con respecto al anterior, sino que, tomando en cuenta también las disposiciones del Decreto legislativo Nº 469/1997 sobre la descentralización administrativa, dispone que las administraciones regionales crearán nuevas estructuras institucionales locales de gestión de los procedimientos de colocación selectiva. Al respecto, este Departamento supervisa constantemente (como se resume en el cuadro adjunto) la situación de la normativa que deben promulgar los órganos institucionales regionales y provinciales en aplicación de la Ley Nº 68/1999.

Recursos nacionales y municipales

242.Durante el período 1995-1999 el gasto social aumentó en alrededor de un 1% con respecto al PIB, con un ligero aumento medio de las jubilaciones y un aumento un poco mayor en el sector de la salud. El gasto en bienestar social, tras mantenerse relativamente sin cambios en el último decenio, registró un marcado aumento entre 2000 y 2002. En esta categoría hubo algunos cambios importantes en la modalidad del gasto: mientras que se redujeron las transferencias de dinero, se observó un aumento en partidas relacionadas más estrictamente con la asistencia. Éstas aumentarán aún más cuando entre en vigor la ley marco de asistencia social.

243.Desde 1996 el gasto general se mantiene estable con respecto al PIB en los tres sectores que se examinan (salud, seguridad social, asistencia) y se sitúa algunos puntos por debajo del promedio de la UE. La mayor parte es absorbida por la seguridad social, un 70% del total, ya que las jubilaciones representan casi todo el gasto en seguridad social. Esta característica es la anomalía más evidente del sistema de protección social italiano, que presenta un notorio desequilibrio hacia el gasto en jubilaciones y pensiones en detrimento de la asistencia social (ayuda a las familias y las personas de edad, complementos de ingresos, políticas de vivienda, políticas de integración social). Si bien el gasto relativo en bienestar social se ha mantenido prácticamente sin cambios en los cinco años que se examinan, sí ha habido cambios en el peso relativo de sus componentes. Esta situación puede explicarse en primer lugar por el aumento del valor de las prestaciones sociales y las pensiones de los italianos residentes mayores de 65 años sin ingresos y, segundo, por la aplicación progresiva, a partir de 1999, de una serie de medidas relativas al Fondo para la Infancia y la Adolescencia, el subsidio mínimo de inserción, el subsidio por maternidad y el subsidio para las familias con tres hijos a cargo. Sin embargo, también se ha observado una reducción en la importancia relativa de las transferencias de dinero en forma de pensiones de guerra y pensiones para los discapacitados civiles (en 1996 ascendieron a 66% del gasto de bienestar social). Al mismo tiempo, se han introducido partidas de gastos más orientadas a la asistencia social. En el futuro, esta tendencia debería acentuarse aún más como resultado de la plena entrada en vigor de la licencia parental de la ley marco para la realización de un sistema integrado de acción y servicios sociales.

244.El gasto de los municipios en asistencia más en forma de servicios ‑principalmente para los niños y las personas de edad‑ que de transferencias de dinero, se ha mantenido casi invariable. Tomado en valores absolutos, ascendió a unos 34 billones en 2000. Alrededor de una quinta parte del total fueron transferencias a nivel local, aunque se llega a esta cifra de manera indirecta, ya que se deben tomar también en cuenta los pagos especiales de los municipios que a menudo se contabilizan en otras partidas y son difíciles de cuantificar.

245.La situación en términos de gasto per cápita demuestra un gran desequilibrio regional; los estudios realizados señalan que los niveles de gasto per cápita en algunas provincias septentrionales pueden ser cuatro veces más altos que en algunas zonas de la Italia meridional. Esta situación se debe en gran medida a los márgenes de maniobra que tienen algunas regiones del norte a la hora de utilizar los recursos transferidos por el Gobierno central en forma de servicios adicionales prestados a categorías especiales de personas socialmente desfavorecidas (por ejemplo las personas de edad no autónomas). Y, si se considera la tendencia actual del gasto social, estos desequilibrios no parecen reducirse. De hecho, la tendencia del gasto social siempre ha sido sumamente desfavorable para las regiones y provincias ya atrasadas.

Recursos del sector de actividades sin fines de lucro

246.A las transferencias incluidas en las cuentas públicas debemos añadir otros grupos importantes de transferencias en dinero y en servicios equivalentes. Se trata principalmente de contribuciones de fundaciones bancarias, donaciones y servicios proporcionados por el tercer sector.

247.Los siguientes datos sobre el referido ámbito son altamente indicativos:

-Los ingresos totales de las organizaciones de voluntarios aumentaron de 1.306.000 millones de liras en 1997 a 1.840.000 millones en 1999 (un aumento del 40,9%); se ha recurrido más a la financiación exclusiva o predominantemente privada de proyectos públicos (casi 60% de estas organizaciones utilizan este tipo de financiación, mientras que el 8% recurre exclusivamente a fondos públicos).

-El total de donaciones para iniciativas de utilidad social y organizaciones de voluntarios se estima en 2 billones de liras

-También van en aumento las transferencias totales de las fundaciones de los bancos para financiar actividades de utilidad social, en particular los centros de servicios para el sector voluntario.

248.No debe subestimarse la contribución total del tercer sector: un estudio reciente calculó que este sector empleaba en total a 750.000 personas (en 1998, el 3,5% de todos los empleados y el 5,1% de los empleados del sector servicios) y que su cifra de negocios estaba en alrededor de 75 billones de liras o el 2,7% del PIB, también en 1998.

249.Tomadas en conjunto, estas cifras apuntan a una nueva forma de planificar los recursos financieros; ha adquirido una importancia vital realizar experimentos con mecanismos de "Fundación Comunitaria" que comprenden la asignación de recursos provenientes del sector privado para que actores públicos y privados puedan negociar a nivel local. La dimensión local debe ser el ámbito al que se dirigen las iniciativas y la fuente de la que se alimentan. Es importante mencionar en este contexto el papel que desempeñan en Italia las "empresas sociales" que han sido el instrumento por el que se ha rediseñado el sistema de bienestar social para movilizar a los actores, mejorando su capacidad y creando nuevas iniciativas.

250.Los grupos que operan en el tercer sector pueden trabajar productivamente con estas empresas para promover programas sociales y definir nuevos modelos que incluyan el desarrollo de nuevas ideas, tecnologías e inversiones a más largo plazo. La reciente evolución de los mecanismos de planificación locales y regionales constituye un nuevo y prometedor terreno para la introducción de autonomías funcionales también en el sector social. En los últimos años, la modernización general del sistema reclama mayor autonomía en la toma de decisiones; así, poseen autonomías funcionales órganos cuyo mandato exige la actuación autónoma y la asunción de nuevas responsabilidades en el ámbito público (por ejemplo fundaciones bancarias, las nuevas agencias locales de salud, las nuevas autonomías educativas).

H. Artículo 12 (Salud física y mental)

251.En 1998 el mayor gasto público per cápita en el sector de la salud se registró en la región de Trentino Alto Adigio ‑2.350.000 liras‑ mientras que el más bajo fue en Apulia, con 1.712.000 liras. El número total de camas disponibles en los hospitales públicos y residencias asociadas era de 33.453 en 1998. Esta cifra representa 5,4 por 1.000 habitantes en las regiones del norte, 5,7 en el centro y 4,9 en Italia meridional.

I. Artículo 13 (Educación)

Derecho a la educación

252.A finales del decenio de 1990 la educación básica se había hecho realidad para la práctica totalidad de la población italiana. De hecho, alrededor del 95% de los niños en edad preescolar reciben hoy enseñanza y atención de algún tipo, y casi el 100% de los niños de 6 a 14 años reciben enseñanza oficial en escuelas primarias y de primer ciclo de secundaria. Esta generalización de la educación básica es el principal resultado de la política educativa seguida durante los últimos decenios. En los últimos años de dicho decenio, la política de educación básica se centró en tres objetivos principales, el más importante de los cuales fue combatir el fracaso escolar, en particular el fenómeno de abandono escolar.

253.En cuanto a los niños de 0 a 3 años, la Ley Nº 285 de 28 de agosto de 1997 añadió a los Asili nido (guarderías) otros tipos de servicios socioeducativos que pueden organizar y facilitar las propias familias o asociaciones y grupos privados. Dichas iniciativas cuentan con ayudas de fondos públicos en el marco de un Fondo Nacional para la Infancia. En 2000 casi todos los niños de 3 a 5 años recibían educación preescolar o asistían a centros de atención (la proporción era del 95,1% en 1998) y la tasa de abandono en las escuelas primarias y de primer ciclo de secundaria debería ser insignificante. En 1999, la escolarización obligatoria se prolongó hasta los 15 años, lo que da una duración total de 9 años (Ley Nº 9 de 20 de enero de 1999). Al mismo tiempo, se introdujo la formación profesional y el aprendizaje obligatorio hasta edad los 18 años para quienes no prosigan los estudios después de la enseñanza obligatoria (Ley Nº 144 de 17 de mayo de 1999).

Mejora de la calidad de la educación a todos los niveles

254.Se intenta atender a esta prioridad mediante una serie de iniciativas que se exponen a continuación.

La reforma de la organización y de los programas escolares

255.En la Ley Nº 59 de 5 de marzo de 1997 se estableció el principio de la autonomía de las escuelas, que otorga personalidad jurídica a todas las instituciones educativas con autonomía didáctica y organizativa. Dicha ley entró en vigor con la publicación del reglamento en marzo de 1999. El principal objetivo de la autonomía escolar es flexibilizar más los programas escolares y adaptarlos mejor a las necesidades reales de la comunidad. En este marco, las instituciones educativas colaboran entre sí y con las autoridades locales y promueven una vinculación más estrecha entre las necesidades y las capacidades individuales, por una parte, y los objetivos nacionales del sistema educativo, por otra.

256.El nuevo Gobierno constituido tras las elecciones de junio de 2001 cambiará radicalmente la reforma de los ciclos educativos aprobada en febrero de 2000 por el anterior Parlamento (un ciclo de enseñanza básica de siete años seguido de un ciclo de escuela secundaria de cinco años). El nuevo proyecto de reforma mantendrá la antigua estructura de cinco años de enseñanza primaria y tres años de enseñanza secundaria de primer ciclo, reduciendo de cinco a cuatro años la educación secundaria superior e introduciendo la obligación de elegir a los 14 años entre la enseñanza normal y la formación profesional.

Nuevo plan de formación de docentes

257.Se estableció un nuevo sistema de formación de docentes de nivel preescolar y de escuela elemental que fue aplicado a partir del año escolar 1998/99, de conformidad con el Decreto presidencial Nº 471 de 31 de julio de 1996 y con el Decreto Interministerial de 10 de marzo de 1997. Los maestros de preescolar y de primaria tienen que cursar una carrera universitaria de cuatro años. La misma legislación introduce un nuevo principio en la formación de profesores de enseñanza secundaria, a saber, que una vez obtenida su licenciatura en la disciplina que quieran enseñar, deben seguir dos años de estudios postgrado especializados, al final de los cuales recibirán un diploma que les permitirá concursar a puestos de titulares en las escuelas públicas.

Establecimiento del Instituto Nacional de Evaluación del Sistema Educativo y del Instituto Nacional de Documentación para la Innovación y la Investigación Pedagógica (Decreto legislativo Nº 258 de 20 de julio de 1999)

Ofrecer educación básica a los adultos que no la recibieron en edad escolar.

258.Un programa nacional denominado Centri Territoriali Permanenti (Centros Territoriales Permanentes), iniciado en 1998, tiene por objeto dar a los adultos analfabetos la posibilidad de adquirir educación básica y de mejorar sus conocimientos y capacidades básicos.

259.En el decenio de 1990, el sistema educativo italiano resultó muy afectado por varios factores, entre ellos el desarrollo demográfico y económico que tuvo una influencia considerable en la política educativa.

260.La repercusión en el sistema escolar de la disminución de la tasa de natalidad resultó evidente durante el decenio de 1990, con una disminución patente de la población joven, en particular la de edad preescolar, escolar primaria y de primer nivel de secundaria. Aún no ha desaparecido esta tendencia, ya que la tasa de fecundidad siguió disminuyendo durante el decenio, llegando a 1,19 en 1999. La disminución de la población escolar es significativa en todos los niveles de la educación, en particular en la enseñanza primaria obligatoria (‑8,3% desde el curso escolar 1990‑91 al de 1997‑98) y en el primer nivel de escuela secundaria (‑20,1% durante ese mismo período). En paralelo con la disminución de la población escolar, se ha reducido de manera evidente el número de escuelas, clases y profesores. El número de escuelas disminuyó un 14,7% entre 1990 y 1998, mientras que el de clases se redujo en un 16% y, el de profesores, en un 6,6%. La disminución gradual del número de escuelas, clases y profesores también va ligada a la actual política determinada por el Decreto ministerial de 24 de julio de 1998, que tiene por objeto "racionalizar" la red de escuelas agrupando los centros pequeños, aumentando el número de alumnos por clase y reduciendo, por tanto, el número de profesores.

261.El gasto público en educación ha ido variando de estructura durante el decenio en curso en función de la evolución ya menciona de población escolar. Por ejemplo, la construcción de escuelas es una de las partidas que prácticamente ha desaparecido del presupuesto, sustituida por la reforma y la adaptación de los edificios existentes, la renovación del mobiliario y el equipo escolar, suministro de TIC, mejora de las bibliotecas escolares, etc. Por último, se está produciendo un cambio significativo en cuanto a la proporción de gasto dedicada a personal docente y no docente y la que se destina a otro gasto corriente en la enseñanza primaria y secundaria (94,6% para el personal en 1992 frente al 5,4% para otro gasto corriente, mientras que en 1998 fue del 89 y del 11%, respectivamente). Esto significa que se han dedicado más recursos a actividades no docentes como la formación continua de los profesores, la experimentación, material didáctico y equipo, etc.

262.En cuanto a los libros de texto, en virtud de un decreto del Presidente del Consejo de Ministros (27 de agosto de 1999) se asignaron 200.000 millones de liras (alrededor de 100 millones de euros) en el curso 1999‑2000 en concepto de subvención a las familias pobres con ingresos anuales inferiores a 30 millones de liras (alrededor de 15.000 euros). Esta subvención tiene por objeto ayudar a las familias pobres a comprar libros de texto para sus hijos que siguen el primer ciclo de secundaria obligatoria y el primer curso de enseñanza secundaria superior (normalmente los libros de texto son gratuitos para todos los alumnos de la enseñanza primaria).

Cuadro 2

Presupuesto nacional - Gasto público en educación

(Años 1990 ‑2000)

Año

Gasto público (educación, miles de millones de liras)

Presupuesto nacional (miles de millones de liras)

Gasto como porcentaje del PNB

1990

64.358.860

1.300.438.000

4,95

1994

78.650.613

1.621.445.000

4,85

1995

82.710.706

1.756.933.000

4,71

1996

90.148.554

1.896.022.000

4,75

1997

90.721.823

2.034.380.000

4,46

2000

63.015.71

-

-

Fuente: MIP - Ufficio SISTAN.

Derecho a la educación

263.Aún no están disponibles los estados financieros consolidados de 1998 y 1999, ya que todavía no ha acabado el plazo necesario para registrar definitivamente los gastos. Las cuentas de 2000 no son comparables directamente con los datos de los estados financieros consolidados. Una de las razones es la manera de calcular las distintas partidas. No obstante, los datos muestran que el gasto en educación representa en términos absolutos la mayor partida del presupuesto del Estado, pues asciende al 8,72% del total y al 46,7% del presupuesto del Gobierno central (ministerios), en comparación con el 3,4 y el 18,22%, respectivamente, para el Ministerio de Defensa, que es el siguiente en términos cuantitativos.

264.El gasto público en educación incluye también los recursos asignados por las autoridades locales a la educación y la formación, tal y como se indica en el cuadro siguiente.

Cuadro 3

Gasto público en educación, 1993 ‑1997

(Miles de millones de liras)

Administraciones locales

1993

1994

1995

1996

1997

Regiones y provincias autónomas

4.353,1

4.483,8

3.880,7

4.814,7

5.225,2

Provincias

3.162,1

3.298,1

3.223,9

3.251,3

3.789,7

Municipios

12.618,0

13.024,4

13.045,2

13.268,0

15.071,8

Totales

20.133,2

20.806,3

20.149,8

21.334,0

24.086,7

Fuente: Preparado por el MIP - Informe Censis 1999.

Cuadro 4

Población escolar, por nivel escolar y sexo

Escuelas

Sexo

1990 ‑91

1995 ‑96

1997 ‑98

1999-2000*

Parvularios

MF

1.575.234

1.582.020

1.588.020

915.011

F

788.832

757.931

765.426

441.035

% F/M

48,8

47,9

48,2

48,2

Escuelas primarias

MF

3.069.767

2.816.128

2.820.919

2.570.064

F

1.493.325

1.360.754

1.362.504

1.241.341

% F/M

48,6

48,3

48,3

48,3

Escuelas secundarias

MF

2.261.569

1.901.208

1.809.059

1.585.408

F

1.072.024

901.207

855.685

797.671

% F/M

47,4

47,4

47,3

47,3

Escuelas secundarias superiores

FM

2.856.328

2.693.328

2.597.449

2.419.409

F

1.426.347

1.343.578

1.290.932

1.202.446

% F/M

48,9

49,9

49,7

49,7

Totales

FM

9.762.898

8.993.220

8.815.447

7.590.892

F

4.760.528

4.363.470

4.274.547

3.382.493

% F/M

48,8

48,5

48,5

48,5

La enseñanza de los derechos humanos en el sistema educativo italiano

Información y promoción

265.La iniciativas adoptadas por el Ministerio de Educación para informar a estudiantes y profesores y concienciarles más acerca de los derechos recogidos en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales pueden dividirse, para analizarlas más fácilmente, en tres categorías. En 1997-2000 el Ministerio desarrolló iniciativas de los tipos descritos a continuación.

Legislativas

266.Cabe mencionar a este respecto:

-El Decreto presidencial Nº 249/1998 relativo al "Estatuto de los alumnos de la enseñanza secundaria" que, con referencia a los principios de la Constitución italiana y a los de la Convención sobre los Derechos del Niño, establece el marco de derechos sociales y culturales de los jóvenes. Se hace particular hincapié en el respeto y la valoración de la identidad de género, la libertad de expresión, de pensamiento, de conciencia y de religión y el respeto mutuo entre todas las personas, independientemente de su edad o condición, rechazando cualquier tipo de obstáculos ideológicos, sociales o culturales. Los alumnos tienen derecho a participar de manera activa y responsable en la vida escolar y a ser informados de las decisiones y las normas que la rigen. El estatuto reitera la necesidad de respetar la diversidad cultural y religiosa de los alumnos y de la comunidad a la que pertenecen. Las escuelas promueven y fomentan iniciativas de reconocicmiento y protección de la lengua y cultura de origen de sus alumnos y de promoción de la dimensión intercultural de la educación.

-El artículo del Decreto presidencial Nº 384/1999, que aplica la Ley Nº 40/1998 relativa a la inmigración y al estatuto de los extranjeros en Italia establece las normas que rigen el derecho general a la educación, tanto de los italianos como de los extranjeros, sin cortapisas administrativas (lo que significa que no se exige permiso de residencia ni certificado oficial de escolarización anterior, etc.), ni de naturaleza cultural o social. Este texto también impone la obligación de respetar la identidad lingüística y religiosa de los alumnos y de facilitar el proceso de integración.

Operacionales y organizativas

267.El Ministerio de Educación ha forjado un amplio programa para informar al personal docente de la dimensión intercultural de la educación, mediante diversos programas operacionales. Algunos de los más importantes son:

-La información general sobre cuestiones relativas a la nacionalidad, la identidad lingüística y religiosa y el pluralismo cultural. Esta información se facilita a todo el personal docente de las escuelas italianas mediante un proyecto de enseñanza nacional a distancia desarrollado en colaboración con la RAI‑Radio Televisión Italiana, que está actualmente en su etapa final (véase la circular Nº 17 de 14 de enero de 2000).

-La introducción de un programa nacional específico de cursos de perfeccionamiento para profesores de arte y de idiomas sobre temas relativos a la mediación cultural y lingüística y la enseñanza del italiano como idioma extranjero (véase el contrato nacional de empleo del personal docente, artículo 19 de la Directriz ministerial Nº 210/1999), destinado a todos los profesores.

-La publicación con ocasión del 50º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, de un número especial de la revista oficial del Ministerio de Educación ("Annali della Pubblica Istruzione", Nos. 5 a 6/1999) dedicado al problema de los derechos, y distribuido a todas las escuelas italianas.

Pedagógico ‑cultural

268.Hay que tener presente que una de las actividades del programa escolar a cargo del Ministerio de Educación consiste en facilitar información y formación en materia de derechos humanos a todos los alumnos a todos los niveles y en todo tipo de escuelas, mediante el Programa de Educación Cívica, integrado en la enseñanza de la historia y materias afines. El programa se refiere expresamente a los derechos económicos, sociales y culturales, presentando información sobre los principales acuerdos y convenciones internacionales en este ámbito.

269.El Ministerio de Educación también lleva a cabo una intensa actividad institucional:

-Mediante la creación de un comité ministerial de educación intercultural, que ha llevado a cabo actividades de estudio, información y asesoramiento acerca de todas las disposiciones legislativas relativas a los derechos, y que, al mismo tiempo, ha puesto en marcha dentro y fuera del sistema educativo una serie de actividades de divulgación sobre los principales aspectos de los derechos humanos (nacionalidad, derecho general a la educación, análisis y promoción de acuerdos sobre derechos en materia de religión, idioma, etc.);

-Promocionando y apoyando, incluso económicamente, programas transnacionales de cooperación educativa (programa mediterráneo, programas europeos como Sócrates, Leonardo, Juventud para Europa, etc.), destinados a informar y promover los derechos culturales, no sólo de los jóvenes, sino de todas las personas pertenecientes a minorías o que se encuentran en condiciones de marginación, pobreza, etc.

270.También se ha reconocido el papel estratégico de la innovación y la mejora de los sistemas educativos y de formación profesional no sólo como factores de desarrollo, crecimiento económico y empleo, sino también como medios importantes para combatir las nuevas formas de exclusión social. El Gobierno, que considera la mejora de la calidad, la diversidad y la integración de la educación y la formación como uno de los puntos principales de su labor política y administrativa, ha puesto en práctica una serie de iniciativas que han permitido, entre otras cosas, cumplir la mayoría de los compromisos asumidos con los interlocutores sociales en el Pacto de 22 de diciembre de 1998.

Las reformas actuales

Capacitación técnica y profesional

271.En Italia el sistema de capacitación de técnicos especializados se ha basado tradicionalmente en dos pilares: la enseñanza secundaria de orientación técnica y la capacitación profesional dependiente de las regiones. En 1999 se introdujo una importante reforma para ampliar y diversificar el segundo pilar: la capacitación de técnicos especializados de nivel medio y superior, mediante un sistema que integra la educación, la capacitación y el trabajo. Así se sentaron las bases del Sistema de Enseñanza y Capacitación Técnica, cuya finalidad es dotar a Italia de una red de capacitación profesional homologable en la de otros países europeos.

Educación universitaria

272.Se ha ideado un sistema "europeo" de educación universitaria diversificada que permite aumentar la eficacia del sistema, reducir considerablemente la tasa de abandono y desarrollar calificaciones intermedias útiles en el mercado laboral, y reducir, por tanto, el desempleo juvenil. El Decreto Nº 509/1999 promulgado por el Ministerio de Universidades e Investigación Científica y Técnica permitió reorganizar la enseñanza universitaria. Estaba previsto que el nuevo sistema entraría en vigor en el curso académico 2001-2002, pero la mayoría de las universidades optaron por su introducción experimental sobre todo en ramas como economía e ingeniería, a partir del curso 2000-2001.

Las prioridades del sistema de educación y capacitación en la lucha contra la exclusión

273.Las políticas ideadas para abrir salidas orientadas hacia el empleo y dirigir la oferta de capacitación con ese objetivo forman parte de un contexto más amplio de reformas de fondo que han creado una serie de intersecciones entre los sistemas de educación y capacitación profesional y el mercado laboral.

274.El Gobierno ha establecido las siguientes prioridades al respecto:

-Mejorar el nivel y la calidad de la enseñanza académica, en vista de su gran influencia en la posibilidad de encontrar trabajo;

-Reducir de la brecha entre los mercados laborales del centro-norte de Italia y los de la Italia del sur, ya que uno de los principales obstáculos para el empleo en el sur es el retraso y el desfase que afectan a muchas de sus regiones;

-Dar acceso al mercado de trabajo a los jóvenes y a quienes presentan un alto riesgo de exclusión, como los discapacitados, los inmigrantes y los adultos sin calificación;

-Aumentar las posibilidades de acceso de los ciudadanos de todas las edades a la educación y la capacitación profesional;

-Intervenir de manera preventiva y paliativa para atajar los problemas del abandono de los estudios;

-Reducir la marginación social.

Enseñanza y formación de niños y adultos no italianos

275.En la Ley Nº 40/1998 se prevé la promoción de cursos de capacitación y de lengua italiana para niños y adultos extranjeros, cursos de alfabetización para adultos extranjeros y oportunidades para que éstos obtengan el certificado de educación escolar obligatoria. Para los inmigrantes, el mero hecho de aprender italiano y de participar en la educación multicultural ya debe considerarse un primer nivel de "capacitación" importante.

Las iniciativas

276.Las nuevas medidas de educación y de capacitación pueden situarse en un marco de políticas (destinadas a crear oportunidades educativas y de formación más variadas que correspondan a las necesidades de las distintas etapas de la vida y sean accesibles para todos) que se han establecido mediante la participación a distintos niveles de las instituciones y los interlocutores sociales. Tienen por objeto desarrollar:

-Nuevas posibilidades de capacitación integradas para el después de la escolarización obligatoria y de la obtención del diploma, a fin de que las personas obtengan calificaciones profesionales y técnicas utilizables en la producción de bienes y servicios de alta complejidad tecnológica y organizativa.

-El desarrollo de los aprendizajes, que representan un cauce importante para mejorar las calificaciones y las posibilidades de empleo. Esta iniciativa también extenderá el ámbito de aplicación, la duración y el grupo de edad abarcado (en 2000, se incorporaron 73.000 aprendices).

277.El programa nacional operacional elaborado por el Ministerio de Educación para 2000‑2006 incluye los aspectos siguientes:

-Evaluación personalizada de los alumnos nuevos y redefinición de los mapas cognitivos en relación con la experiencia concreta de los individuos y sus antecedentes y entorno familiares;

-Soluciones educativas extraescolares (experiencia de integración de estudios y prácticas);

-Soluciones educativas extraescolares (experiencia extraescolar, talleres, incentivos para las cantinas, transporte);

-Asesoramiento personalizado de cara a decisiones en materia de estudios y capacitación y para facilitar la incorporación a la vida activa, estudio y práctica integrados;

-Intensificación del recurso a diversos tipos de experiencia laboral;

-Sensibilización y participación de las familias en la vida escolar;

-Introducción de créditos de formación;

-Desarrollo de infraestructura de apoyo.

Infraestructura de apoyo

278.La construcción y mejora de la infraestructura de apoyo es presupuesto del fortalecimiento de la integración social y del apoyo a toda iniciativa destinada a reducir la tasa de abandono escolar. Por consiguiente es fundamental reforzar las iniciativas que tienen por objeto crear la infraestructura adecuada para la formación de los jóvenes. Se trata, por ejemplo, de los "centros de recursos para reducir la tasa de abandono" (por ejemplo, cursos prácticos de orientación científica y tecnológica, cursos prácticos de análisis ambiental o de simulación de procesos de producción, estructuras para el estudio de idiomas o de expresión) y "centros de recursos para la incorporación e integración sociales en las áreas periféricas" (por ejemplo, talleres de artesanía, tecnologías de la información y sistemas de conexión a distancia, estructuras "ligeras" de recreo y socialización).

J. Artículo 15 (Vida cultural)

279.Las actividades culturales propiamente dichas dependen en Italia del Ministerio de Bienes Culturales y Ambientales y, en parte, de los organismos públicos locales (los servicios culturales de las administraciones regionales y locales). No obstante, éstas afectan únicamente a una pequeña parte de la amplia gama de iniciativas, intervenciones y financiación administradas o coordinadas por otras áreas de la administración central o local, que no se identifican necesariamente como actividades culturales, ya que se incluyen en otras partidas de gastos (el derecho a estudiar; iniciativas de ordenación arquitectónica y urbana; financiación de manifestaciones teatrales, musicales, etc., específicas; financiación de estudios y proyectos de investigación y publicación de libros, revistas, etc.).

280.El Ministerio de Bienes Culturales y Ambientales casi ha duplicado los recursos disponibles durante los últimos dos años, pues pasaron de 2,6 billones de liras en 1998 y 1999 a 4,8 billones en 2000. A estas cifras se deben añadir los recursos facilitados por el eje de recursos culturales del Plan de desarrollo de la Italia meridional, financiado por partes iguales por los fondos estructurales europeos y el Fondo rotatorio nacional, que ascendieron a 5,2 billones de liras en siete años.

281.Los datos disponibles sobre el gasto de las regiones en actividades culturales indican una ligera tendencia a la baja hasta 1995, seguida por un aumento en los últimos años.

Cuadro 5

Gasto en actividades culturales por regiones, 1993-1997

(En miles de millones de liras)

Año

1993

1994

1995

1996

1997

1.564

1.474,2

1.145,6

1.425,4

1.570,2

282.Entre las iniciativas más importantes del Gobierno en el período 1996-2000 está la reforma radical del sistema de gestión de los museos, con ampliación del horario de apertura (durante la noche y días festivos); la reorganización y modernización de almacenes, cafeterías, información, servicios de apoyo, venta de billetes; y la introducción de nuevos precios de las entradas con descuentos para jóvenes y tercera edad.

283.En el siguiente cuadro figuran las cifras de la frecuentación de los museos.

Cuadro 6

Visitas de museos

Año

Número total de visitantes

Porcentaje en comparación con el año anterior

Visitantes de pago

Porcentaje en comparación con el año anterior

1990

25.737.239

-

8.881.242

-

1994

23.790.876

-

9.785.688

-

1995

24.717.807

3,9

10.587.348

8,19

1996

25.167.106

2,10

11.366.184

7,36

1997

25.709.397

5,99

12.003.158

5,60

1998

27.729.369

7,28

13.871.465

15,57

Fuente: Ministerio de Bienes Culturales y Ambientales, marzo de 2000.

284.Un indicador importante es la tendencia del gasto familiar en actividades recreativas y culturales durante los últimos años, que muestra el siguiente cuadro.

Cuadro 7

Gasto en actividades recreativas y culturales

(En miles de millones de liras)

Tipo de gasto

1992

1995

1996

1997

1998

1999

Porcentaje de aumento

1999-1992

Alimentación

156.975

190.580

186.966

185.009

185.699

187.156

16,13

Ropa y calzado

83.786

101.301

102.206

102.306

104.636

106.269

21,16

ViviendaEnergía/electricidad

121.715

201.163

206.887

210.572

209.874

211.222

42,38

Mobiliario, etc.

79.394

97.769

101.828

102.436

104.790

105.910

25,04

Transportes y comunicaciones

100.120

147.675

152.330

154.384

171.853

178.569

43,93

Salud

56.328

30.076

33.496

33.681

34.897

34.965

-61,10

Ocio y cultura

74.694

86.645

88.561

90.772

93.559

94.466

20,93

Hoteles y servicios públicos

80.573

90.779

93.136

94.389

95.314

97.019

16.95

Otros bienes y servicios

64.343

77.842

81.126

78.628

78.976

82.845

22,33

Acceso de los jóvenes, personas de la tercera edad y discapacitados a las actividades culturales

285.Las cifras oficiales de que disponemos se refieren al acceso a los museos y galerías abiertos al público e indican un aumento constante de visitas de estudiantes menores de edad y de personas mayores de 60 años que son los principales beneficiarios del acceso gratuito.

Cuadro 8

Número de visitantes que disfrutan de gratuidad (jóvenes, tercera edad y discapacitados) en los museos y galerías abiertos al público, 1994-1998

Año

Porcentaje año anterior

Visitantes en gratuidad

1994

-

15.761.654

1995

13,77

17.386.164

1996

9,56

17.440.408

1997

12,64

20.101.154

1998

0,64

22.022.650

Fuente: Ministerio de Bienes Culturales y Ambientales.